Cifras de la Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito dan cuenta de 129 ciclistas fallecidos el 2014

Son variadas las razones a las que nos exponemos quienes andamos en bicicleta cotidianamente. Si bien es cierto que los automovilistas son muy imprudentes en general- junto a los autobuses asumen que son los dueños de la calle- no es menos cierto que nosotros los ciclistas asumimos que tenemos ciertos privilegios por andar en un vehículo de dos ruedas que se mueve con energía humana.

Revisando las cifras de Conaset , Comisión Nacional de Seguridad en el Tránsito se de cuenta que el año 2014 los ciclistas se vieron involucrados en 4.094 accidentes , de los cuales 124 resultaron fallecidos. Cifras muy lamentables por lo demás.

Pinchar imagen para agrandarla

accidentes 2014

Cultura vial se entregan algunos tips que debiéramos considerar.

Cada día cuando salimos a la calle nos encontramos con multitud obstáculos impredecibles a nuestro paso, a continuación te nombramos las causas más frecuentes de accidentes, de esta forma podrás estar más precavido.

Exceso de velocidad.

Es habitual que cuando realizamos bajadas en un cerro u otro tipo de sistema montañoso nos confiemos, pudiendo ocasionar desastrosas consecuencias.

Descuido o distracción.

Como cualquier otro vehículo cabe destacar que hay que tener presente en todo momento los 5 sentidos, más si cabe que otro medio de transporte, siendo nosotros los más vulnerables.

Descuido o distracción por parte de un compañer@.

Rodar en grupo es más seguro cuando vas en carretera. El problema viene cuando uno de los compañeros se distrae, pudiendo colisionar con otro ciclista o más, o con el simple roce con las ruedas, generando una caída en cadena.

Incumplir las normas de circulación.

Saltarse un semáforo o una señal de ceda el paso tiene sus riesgos.

El pensamiento más común entre nosotros es “ese auto está bastante lejos, me da tiempo a pasar”, de repente sin darte cuenta puedes tener el vehículo encima.

Ir en la dirección contraria al sentido de la calle.

Este hecho puede generar la colisión con algún auto que salga de calles aledañas o que estén realizando una salida de los estacionamientos.

Mal estado de la carretera.

Las causas más habituales es encontrarnos con algún hoyo, arenilla o pequeñas piedras en los laterales de una curva. Es importante no confiarse pensando que nos conocemos perfectamente el trayecto.

El clima.

Un golpe de viento fuerte o un suelo deslizante puede llevarte al suelo. Hacer estupideces. Lo que se quiere decir con esto es, soltar las manos del manillar, hacer caballitos…

Una inoportuna avería.

Las más comunes son un pinchazo inesperado o que salga la cadena. Ir con los cascos escuchando música. esto puede generar distracciones.

Puertas de autos.

Circular entre los vehículos en marcha en un lateral y una hilera de ellos aparcados en el otro costado puede causar la sorpresa de que uno de ellos abra la puerta repentinamente.

Atropello.

Esto es lo único que no puedes evitar pero puedes prevenirlo de la mejor manera posible utilizando simples medidas de seguridad (reflectantes y casco). Por otra parte, si transitas durante las horas nocturnas, utiliza luces delantera y trasera.

You may also like...