¿Por qué los ciclistas somos motivos de odio ?

¿ Somos seres abominables para otros? Para más de un automovilista y peatón, seguro que sí. En estos días de vacaciones tuve ocasión de pasearme más en mi bicicleta como seguramente hicieron muchos de ustedes. Me di cuenta de algo: con menos coches hubo menos actos de agresión a mi persona o a peatones mientras rodaba.

ciclista-enojado

Pero ya de vuelta a la realidad cotidiana a partir de hoy, las calles se volvieron a llenar de coches que van aprisa y no respetan a nadie, ni a otros automovilistas, ni a peatones ni a ciclistas siquiera. Lo mismo con los peatones, que pocas veces respetan los carriles de uso exclusivo de bicis (caminan sobre ellos dejando las aceras vacías) y sí, la verdad es que encontré a muchos ciclistas rodando en banquetas, en sentido contrario o metidos en carriles de alta velocidad en medio del tránsito de un primer lunes laboral luego de la fiesta de fin de año.

ciclista buses ATROPELLO TAJONAR

En la calle, como sabemos, últimamente empezamos a convivir de manera más intensa los ciclistas, pero luego de varios meses de rodar en las zonas donde mayor presencia existe, Valparaíso, Arlegui, avenida Libertad o San Martín, aquí en Viña del Mar, creo que estamos incurriendo en el error de pedir a gritos, incluso con agresiones a peatones y automovilistas, que se respete nuestra presencia y derecho de paso en las vialidades.

Esa no es la manera en que lograremos que se nos respete como parte del paisaje de la ciudad. Ni duda cabe que hace falta que muchos automovilistas y peatones tengan en claro que los que rodamos no lo hacemos sólo por el mero gusto de importunarlos o por mera moda. Nada más alejado de eso. No sé quien, pero alguien debería comunicarles que quienes andamos en nuestras bicicletas tenemos un derecho de paso y de vía y que así está asentado incluso en Reglamentos de Tránsito.

¿Estadísticas de conflictos entre automovilistas y ciclistas? 4 muertos el año pasado.

¿Conflictos de peatones con ciclistas? De eso no hay registro, pero sin duda aumentó el año pasado y continuará creciendo. La furia contra los ciclistas está “poniéndose de moda” lamentablemente porque somos ahora un sujeto que ha decidido “invadir” las calles para moverse más libremente y con facilidad en este caos urbano. Las personas somos dadas a odiar/temer lo que no entendemos o lo que no tenemos.

Muchos de nosotros, lo he visto solamente y no lo hago pero diré “nosotros”, comentemos el error de pelearnos, literalmente, con la gente en las calles para que nos respeten el uso del espacio, la libertad de transitar por calles que también son nuestras. Ese no es el camino, porque de por sí ya nuestra mera presencia, uso y goce de nuestra movilidad más eficiente es motivo de disgusto y hasta de envidia, no ganamos nada a nuestro favor insultando a peatones y/o automovilistas que no nos respetan. Nada podemos hacer por quienes deciden todavía moverse en coche en la ciudad; nada debemos hacer en contra de peatones. Movámonos con civilidad, no en sentido contrario. Las calles nos pertenecen tanto como a los automovilistas. Démonos a respetar respetándolos a ellos, a conductores y peatones. ¿Te insultaron? Regala una sonrisa  . ¿Te aventaron el coche?.  ¿Llegaste a tu destino sano y salvo y sin pelearte con nadie? Ese es motivo de felicidad.

You may also like...